Menú Principal
14 de Octubre de 2020

HOSPITAL DR. EDUARDO PEREIRA COLABORÓ CON ESTUDIO PARA DETECTAR PREVALENCIA DE ANTICUERPOS ASOCIADOS AL COVID-19 EN FUNCIONARIOS

Un total de 371 test rápidos Covid-19, fueron aplicados a funcionarios y funcionarias del Hospital Dr. Eduardo Pereira de Valparaíso (HEP), quienes accedieron voluntariamente a colaborar con el estudio que se encuentra desarrollando la subsecretaría de Redes Asistenciales del ministerio de Salud destinado a conocer la prevalencia de anticuerpos asociados a la presencia de Coronavirus, en el personal de salud de establecimientos de salud pública dependientes de los Servicios de Salud y Municipalizados.

La investigación se denomina “ESTUDIO DE IGG E IGM ANTI SARS-COV-2 EN SANGRE DE FUNCIONARIOS DE SALUD” y su objetivo general es conocer la prevalencia de respuesta inmunológica (anticuerpos IgM e IgG) producida frente al virus SARS-CoV-2 en los funcionarios públicos del sector salud.

La directora del establecimiento, Angélica Sanhueza González, destacó la colaboración de los funcionarios en este procedimiento y agradeció su tiempo y buena voluntad para acceder a la toma de muestras y de antecedentes para efectuar seguimiento.

La directiva señaló que la intención del hospital, “es apoyar todas las acciones posibles, tendientes a estudiar e investigar el comportamiento del Covid-19 y sus implicancias, en especial en el sector Salud, que se ha visto muy exigido durante esta pandemia. Valoramos que en forma voluntaria, 371 de nuestros funcionarios hayan accedido a colaborar con este estudio del Minsal”.

En el Hospital Dr. Eduardo Pereira, hubo un porcentaje muy reducido de colaboradores que arrojaron resultados positivos en el test rápido, a quienes se les realizó posteriormente el test PCR nasofaríngeo para comprobar la presencia del virus, resultando todos negativos en dicha prueba diagnóstica, lo que significa que no hubo hallazgos en este sentido, según lo explicó el jefe de Laboratorio de ese centro asistencial, Raúl Delgado.

La aplicación de los test en el HEP, se realizó entre el 22 de septiembre y el 9 de octubre de 2020, implementando para ello 2 módulos de toma de muestra y un área administrativa, en la terraza del establecimiento, ubicada en el quinto piso, con el fin de contar con un espacio holgado y evitar aglomeraciones.

Los funcionarios, tanto clínicos como administrativos, fueron invitados a participar de este procedimiento, a través de correo electrónico, distintos grupos de WhatsApp, mención en parlantes en HEP y a través de las jefaturas, manifestó la encargada de la Unidad de Proyectos y Gestión Ambiental del HEP, Claudia Reyes.

CONTEXTO MINSAL

Desde el inicio de la pandemia, la forma de diagnóstico fue mediante técnicas de PCR (‘Reacción en Cadena de la Polimerasa’), que es una prueba que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno o microorganismo para el diagnóstico de una enfermedad, y es el Gold Standard de diagnóstico para COVID-19, señala el protocolo del estudio que lleva a cabo el Minsal.

En el desarrollo de tecnologías o sistemas de detección del virus SARS-CoV2, han surgido dispositivos médicos capaces de detectar la respuesta inmune que activa la persona al tener contacto con el virus, entre ellos se encuentran los kits de detección rápida de anticuerpos, específicamente para IgM e IgG. Como técnica, se trata de una inmunocromatografía de flujo lateral. Estos test tienen ventajas operativas relacionadas con la toma de muestra, tiempo de procesamiento e interpretación de resultados, además de su bajo costo y de que el proceso de la toma de muestra no expone a contagio al personal de salud ni al paciente.

Para frenar el Coronavirus, el Ministerio de Salud ha implementado múltiples estrategias y actividades de educación, prevención y diagnóstico. En la etapa actual, considera relevante evaluar al personal de salud, para ello la Subsecretaría de Redes Asistenciales se encuentra desarrollando un estudio de prevalencia de anticuerpos COVID-19 al personal de salud de establecimientos de salud pública, dependientes de los Servicios de Salud y Municipalizados.

La participación en el estudio fue voluntaria y para ello, cada funcionario firmó un consentimiento Informado y contestó una encuesta de salud previo a la toma de muestras.